Opinión

Cámara espía: oír y ver de forma oculta

Cámara espía

Al pensar en cámaras espías inmediatamente viene a la mente toda esa tecnología que utilizan en películas y que alguna vez se sueña tener. Pero todo avanza tan vertiginosamente, que eso que se creía inalcanzable ha quedado incluso obsoleto, habiendo evolucionado de manera asombrosa más allá de lo imaginado.

Existen muchas razones por las cuales algunas personas optan por usar una cámara espía. Ya sea para tener seguridad en el hogar, o simplemente comprobar ciertos comportamientos irregulares en sus allegados, si nota algún cambio de conducta. Lo cierto es que al utilizarlas de forma correcta pueden llegar a proporcionar muchos beneficios.

Algunas características de las cámaras espías

Una de las principales características es que puede camuflarse en cualquier objeto de uso diario, es decir, pasa desapercibido debido a que tienen un tamaño muy reducido, ya que su principal objetivo es ser lo más discreto posible sin que puedan ser detectadas. Pueden llegar a medir entre 2,2 cm hasta 4,5 cm aproximadamente.

Aparte esta camara espia tiene muchas modalidades de uso, puede activarse a distancia por medio de wifi o puede grabar automáticamente solo con detectar algún movimiento. También grabar en una memoria externa  y hasta puede enviar las fotos a un móvil. Tienen una ranura de expansión de memoria de hasta 128 Gb.

El diseño exterior ha ido avanzando a pasos enormes, es por eso que puede encontrarse en relojes, llaveros, tornillos, mecheros y hasta en bolsos, botones o ropas espías. Hoy en día ha surgido infinidad de presentaciones, desde las más comunes hasta las que ni remotamente puede imaginarse, todo esto con tal de no ser descubierta.

Otra de las características es que incorpora batería recargable, la cual puede llegar a grabar hasta aproximadamente 50 minutos. Para extender la duración de la batería, algunas cámaras han incorporado incluso un sensor para detección de movimiento.

Diferentes usos de las cámaras espías

Los posibles usos de una mini camara espia son muy diversos, más de lo que se podría imaginar. No es usada solamente por detectives o personas encargadas de vigilar una empresa, está presente también en la vida diaria de algunos.

Un ejemplo de esto es cuando los padres la utilizan como herramienta para estar atentos en el hogar cuando se encuentran ausentes, y deben dejar al cuidado de sus hijos a una niñera. Es una forma de estar tranquilos, ya que la cámara grabará cualquier situación de maltrato o abuso que se presente.

En las empresas es muy útil una camara espia wifi porque esta se mantendrá vigilada las 24 horas del día, lo cual le proporciona confianza y seguridad a sus dueños. Otro de los motivos por los cuales suele colocarse una cámara es para conocer lo que hacen los empleados durante sus horas de trabajo, ya que por lo general los dueños dejan a otras personas a cargo del negocio.

En cuanto a relaciones de parejas también es usado, sobre todo cuando se sospecha de alguna situación inusual. Es una forma de demostrar con pruebas si es un malentendido o si por el contrario se comprueba la sospecha.

Camuflaje para ver sin ser visto

Lo primero que debe tenerse claro es para qué se va a utilizar la cámara, si es para vigilar la oficina, una habitación o simplemente llevarlo consigo. Así que depende del lugar se puede ocultar en un objeto como un bolígrafo, llavero, reloj o un interruptor, siempre teniendo el cuidado necesario que quede completamente oculto pero que quede una campo de suficiente visión.

Si es para vigilar una casa debido a que los dueños estarán ausentes, y que un vecino, pariente o amigo se encargará de vigilarla, basta con colocar una camara espia en macetas de plantas para estar completamente tranquilos y estar al tanto de todo lo que allí sucede. También puede ocultarse entre juguetes infantiles y en estanterías con libros.

En cuanto a una oficina o lugar de trabajo, pueden colocarse en interruptores de los pasillos, en la sala en donde se encuentren ordenadores, inclusive pueden colocarse bombillas que son cámaras espías pero funcionan dando luz, y cuentan con wifi para conectarlo por móvil.

También puede camuflarse en una botella de agua sin tener que llamar la atención. Se puede beber agua a la vez que graba con gran facilidad y con increíble resolución.

 

Dejar un comentario