Servicios

Grow Shop, un mercado en auge

Grow Shop

Tradicionalmente, la legislación sobre el cannabis en España ha sido restrictiva. Su comercialización y consumo está prohibido, sin embargo, hay un vacío legal respecto a su cultivo privado para el autoconsumo. De igual modo, la compra-venta de semillas de marihuana de coleccionismo no está penalizada en modo alguno. La tendencia de la sociedad e incluso de algunos gobiernos autonómicos, como el de Cataluña y País Vasco, es a la despenalización del cannabis. Mientras tanto, el negocio entorno a las semillas de estas plantas va creciendo paulatinamente.

La modernización de las grow shop. ¿Qué son?

Debido a los prejuicios que tradicionalmente la sociedad tenía respecto al cannabis, estas tiendas se encontraban a veces en emplazamientos marginales, con poco tránsito o lejos de multitudes. También sufrían restricciones de horarios que dificultaban la prosperidad del negocio. Sin embargo, las grow shop no son ajenas a los avances del mercado, por eso cada vez más suelen ofertar sus productos a través de Internet. Existen hoy día muchas tiendas de grow shop online que realizan pedidos de sus productos mediante envíos. Estas tiendas se encargan de la venta de semillas de cannabis y otros productos relacionados con su cultivo de manera totalmente legal.

Como toda planta, la marihuana requiere de cuidados y atención para crecer. Específicamente, el cannabis es una planta que requiere mucha vigilancia y esmero. Por una parte, requiere una cantidad de humedad suficiente; si la regamos demasiado, la planta puede llegar a ahogarse, algo que dependerá de las dimensiones de la maceta. Por otra, conviene utilizar insecticidas para preservar la planta de insectos u hongos.

Es recomendable ir a las grow shop a informarse y descubrir cómo tratar cada tipo de semilla, ya que existe una gran variedad y no todas necesitan lo mismo. Es un tópico, pero resulta cierto, y es que estas plantas necesitan abundante luz para un crecimiento óptimo; de igual modo, necesitan ser abonadas. En definitiva, exigen una gran cantidad de mimos sin los cuales la planta de cannabis muere.

Algo más que semillas

Supondría una simplificación achacar a este negocio únicamente la venta de semillas. Como hemos mencionado, la marihuana debe ser cuidada como toda planta y más que otras que no necesitan tanta atención. Es por ello que las grow shop, aparte de semillas, ofrecen un amplio abanico de productos destinados al cuidado del cannabis. Por ejemplo, para la hidratación de la planta venden regaderas y vaporizadores. Hay disponibles también kits de cultivos ya preparados para poder proporcionar los cuidados mínimos esenciales. Evidentemente, también se venden bombillas de todo tipo para garantizar que la planta recibe la cantidad de iluminación suficiente.

En general, las grow shop se han especializado en ventas de productos de hidroponía, una variante de cultivo que emplea soluciones minerales en sustitución de suelo agrícola convencional. Como se puede apreciar, el negocio de las grow shop esconde tras de sí muchos elementos relacionados con la botánica. Esta es la razón por la que, además de productos destinados a la labor “de campo”, venden también manuales y libros que explican la teoría para cultivar cannabis, ya que uno no puede pretender simplemente comprar la semilla, plantarla y esperar que crezca sin conocimientos previos sobre el tema.

En conclusión, las grow shop cubren un espacio en el mercado muy concreto que, como bien decimos, está estrechamente vinculado a la botánica. Si omitimos las peculiaridades y la visión negativa que todavía parte de la sociedad tiene de la marihuana, existen pocas diferencias entre cuidar una planta de cannabis u otro tipo de planta, como un ficus, una nolina o un geranio. Quizás ha llegado la hora de emprender una nueva afición y darles una oportunidad a las semillas de cannabis. Estas tiendas y su vasto catálogo de herramientas para el cultivo están cada vez más presentes en nuestro día a día y parece que han llegado para quedarse de manera definitiva.