Economía

Ford anuncia recortes de plantilla en sus fábricas europeas

El grupo anuncia cierres de instalaciones, una alianza con Volkswagen y versiones eléctricas para todos sus modelos

Ford ha anunciado hoy una importante reestructuración de su negocio en Europa en la línea de ganar “rentabilidad y reducir costes estructurales”. A través de un comunicado, la compañía señala su intención de acometer una “reducción del excedente laboral” del grupo en sus plantas europeas para lo que prevén iniciar negociaciones con los agentes sociales. La compañía, que cuenta con 53.000 trabajadores en sus centros de trabajo europeos, ha evitado concretar el número de afectados por la reestructuración. 

El comunicado remitido por la compañía estadounidense no hace mención de su planta española de Almussafes. En cambio, sí que comunica que cerrará a finales de este año su fábrica cambios automáticos de Burdeos, que ha iniciado conversaciones para poner fin a la producción de su modelo C-MAC y Grand C-MAX en las instalaciones de Saarlouis (Alemania) y la reestructuración de su negocio en Rusia, donde está implantada a través de una joint venture.

En una conferencia telefónica con medios de comunicación, el vicepresidente de Ford en Europa, Steve Armstrong, ha evitado dar detalles sobre qué países y centros de trabajos quedarán más afectados por los recortes, a la espera de que se negocie con los sindicatos.

Ford quiere conseguir un EBIT en Europa del 6%, lo que explica la reestructuración que pretende negociar con accionistas y los sindicatos. Y, aunque asegura que ofrecerá datos más concretos en los próximos meses, tiene muy claras sus intenciones, que pasan por delimitar su negocio en tres áreas:  vehículos de pasajeros, comerciales y de importación. Asimismo anuncia una un potencial alianza con Grupo Volkswagen para impulsar el crecimiento de su negocio de furgonetas comerciales.

Respecto a su catálogo de vehículos, Ford asegura que se centrará en los segmentos más rentables, mientras que no dudará en abandonar líneas de coches y mercados decepcionantes. “Invertiremos en los vehículos, servicios, segmentos y mercados que mejor nos apoyen en un negocio rentable y sostenible a largo plazo”, explica en el comunicado Steve Armstrong, vicepresidente de Ford en Europa.

La apuesta eléctrica de Ford pasa por dotar de todas las posibles tecnologías eléctricas a los actuales modelos y a los que surjan en el futuro. Desde híbridos, híbridos enchufables a eléctricos puros.

Dejar un comentario