Sociedad

Jardines verticales: La nueva tendencia sobre paisajismo urbano

jardines verticales

Los jardines verticales crean resultados estéticos espectaculares. En las principales ciudades de Europa es una tendencia que va en aumento y España no es la excepción, convirtiéndose incluso en un excelente negocio. Son muchos los proyectos de decoración de exteriores e interiores que implementan su uso. Se observan en inmuebles públicos como tiendas, restaurantes y oficinas, pero principalmente en viviendas. Por este motivo, cada vez son más las empresas que ofrecen servicios de diseño y mantenimiento de jardines verticales. 

Nuevas tendencias de paisajismo con jardines verticales

Los jardines verticales se instalan en paredes o muros. Son básicamente una cubierta vegetal con múltiples variedades de plantas. Pueden ocupar espacios interiores o exteriores, generalmente se integran al diseño de la arquitectura. Dependiendo de la estructura se toma en cuenta el tipo de plantas.

Los jardines de tipo vertical son ampliamente utilizados, porque aportan belleza y también tienen múltiples ventajas medioambientales. De allí su importancia para la sociedad y para las zonas urbanas en crecimiento. Los habitantes pueden disfrutar no solo de una vista agradable, sino que también podrán respirar un aire más limpio. 

Mano de obra adecuada y herramientas de calidad

Para la creación de jardines verticales se requieren herramientas especiales para jardinería. Se trata de instrumentos como las palas, pinzas, rastrillos, tijeras, regaderas y otros más. Es fundamental proteger las manos de posibles accidentes con los guantes de trabajo, pues se trabaja con herramientas de corte y las mismas espinas de las plantas.

La mano de obra calificada interviene en el proceso y requiere de equipo de uso profesional. Pero estos mismos recursos también son necesarios para seguir brindando un buen mantenimiento. 

Generalmente subestimamos la ayuda que nos proporcionan equipos tan esenciales como estos. Sin embargo, cuando se trabaja en un jardín, entendemos que las herramientas son nuestras aliadas, sobre todo cuando se trabajan con plantas con espinas o que pueden generar algún tipo de alergia en pieles sensibles. Por eso, los guantes son unos de los más requeridos, porque además de ser una herramienta que facilita el trabajo, es un elemento de protección esencial.

Son las herramientas ideales cuando se trabaja la tierra. También cuando se realizan trasplantes, una actividad muy común cuando se trata de jardines verticales. Para hacer la poda, igualmente proporcionan la protección necesaria durante su ejecución. 

La elección de las herramientas de trabajo es crucial. Es necesario invertir en estos implementos.  Al seleccionarlos, son importantes los detalles de su manufactura y los materiales con que están hechas.

Los jardines verticales, un negocio rentable 

Los jardines verticales en España y el resto de Europa han ganado notoriedad durante los últimos años. Su alta popularidad ha permitido crear un modelo de negocio rentable para arquitectos, interioristas y empresas de jardinería o paisajismo

Además, teniendo en cuenta que en un futuro cercano las ciudades europeas van a seguir aumentando la cantidad de habitantes, cabe destacar el impacto positivo que estos jardines tienen en el bienestar de la población y del entorno. 

Por este motivo, ya existen numerosas empresas que ofrecen servicios para muros verdes, jardines en fachadas, tejados verdes y jardines comunitarios. Cada uno requiere cierta planificación, estructuras y equipos. No solo se deben tener en cuenta los costes para su elaboración, sino también su mantenimiento depende de un sistema de riego adecuado y del trabajo de poda. 

Ventajas de los jardines verticales 

Los jardines verticales constan de plantas naturales de diversas especies. Tener uno aporta múltiples beneficios para la salud, principalmente, mejoran la calidad del aire, ya que  producen oxígeno y también son útiles como un aislante natural ante la contaminación acústica. 

Por otra parte, reducen considerablemente la temperatura, incluso hasta 5 grados menos. En espacios interiores son muy útiles para absorber la luz solar y estabilizar la temperatura. Se evita el uso del aire acondicionado y por lo tanto, el consumo energético es menor. Asimismo, protegen ante los efectos de los rayos ultravioleta. 

Pero lo más importante es que es un recurso que ayuda a aumentar la biodiversidad. Las plantas se convierten en el  entorno ideal en las ciudades para insectos y aves.

Dejar un comentario