Economía

Reunificar deudas con hipoteca en tiempos de crisis

Reunificar deudas con hipoteca

Si hace unos meses nos hubieran dicho la situación de pandemia en la que nos íbamos a encontrar, no lo habríamos creído. Nos encontramos en tiempos nunca antes vividos, y claro, esto hace que multitud de familias tengan contraídas deudas que esperaban pagar tranquilamente sin tener en cuenta ERTE, despidos y muchas otras circunstancias. Por este motivo, el saber cómo reunificar deudas con hipoteca a través de un intermediario financiero es algo que no está de más conocer.

Muchas personas han visto cómo sus ingresos han caído de forma estrepitosa, lo cual conlleva a que no puedan hacer frente a todos los pagos programados del mes, en especial a aquellos de mayor cuantía como pueden ser las diferentes cuotas de los préstamos personales o tarjetas de crédito que tuvieran.

Una opción muy sencilla y con la que obtendremos un gran desahogo es la de reunificar deudas con hipoteca.

Esta opción se caracteriza por los puntos que enumeramos a continuación.

Ofrecer tu propia casa como garantía

El principal concepto que debemos comprender es que este tipo de operación utilizará un bien inmueble de nuestra propiedad para obtener una determinada cantidad de dinero. Es decir, vamos a poner nuestra casa como aval o garantía de que el dinero que nos van a prestar será pagado.

Si posteriormente no abonamos las cuotas mensuales, o no vamos pagando este préstamo hipotecario, la entidad que nos ha financiado estará en su derecho de quedarse con la vivienda.

Menor cuota mensual

Una vez tengamos el dinero de la hipoteca sobre nuestra vivienda, deberemos utilizarlo para cancelar absolutamente todos los préstamos personales, tarjetas de crédito y otras deudas que tengamos pendientes. De esta forma, la única deuda que tendremos es la del pago de la hipoteca.

Al tratarse de ser una deuda hipotecaria y no un préstamo personal, la cuota que abonaremos todos los meses será mucho menor. Esto se debe a que el tipo de interés de una hipoteca es más bajo que el de un crédito al consumo o un préstamo personal.

Mayor duración del préstamo

Otra característica de la reunificación de deudas mediante una hipoteca es que el tiempo que tardaremos en pagar nuestra deuda se incrementará considerablemente. Esto sucede porque estamos solicitando una cantidad de dinero bastante elevada para poder cancelar todas nuestras otras deudas y poder conseguir rebajar el importe mensual que actualmente pagamos.

La única forma de conseguirlo es con un préstamo hipotecario con un interés más bajo y alargando en el tiempo el pago de esta deuda que hemos contraído.

Gastos y comisiones

Al tratarse de una hipoteca, deberemos tener en cuenta que existen gastos de notarías, impuestos, registro de la propiedad, etc. Unos gastos que debemos valorar antes de realizar la operación para ver si nos conviene.

La opción de utilizar una hipoteca sobre una vivienda de tu propiedad para cancelar otros préstamos y reunificar deudas es excelente. Sin embargo, debemos ser consciente de lo que conlleva este tipo de operaciones, ya que si no podemos asumir el pago de esa cuota mensual del préstamo hipotecario tenemos el riesgo de perder la propiedad y seguir con la deuda.

Dejar un comentario