Salud

¿Quieres hacerte una rinoplastia?

rinoplastia

Te contamos todo lo que debes saber sobre este procedimiento quirúrgico.

Si necesitas realizarte un cambio en la nariz para mejorar su estética, corrigiendo alguna imperfección que te aleja de tu ideal de belleza, debes considerar que como toda intervención quirúrgica, es necesario que te sometas a exámenes médicos que confirmen tu buen estado de salud, y además, ser evaluada por especialistas que en función de tu rostro determinen los detalles de la cirugía en la nariz para que se pueda lograr una mejor armonía con la cara.

En ese sentido, si te vas a realizar la rinoplastia en Madrid, debes asegurarte de contactar con un cirujano plástico que tenga mucha experiencia y prestigio en esa ciudad, para que te garantice un buen resultado estético, y que además, no se vean afectadas las funciones olfativas y respiratorias.

Lo que puedes esperar de una rinoplastia

Si bien es cierto que la rinoplastia puede corregir cualquier imperfección de tu nariz desde el punto de vista estético, éste es un procedimiento que también se usa con fines terapéuticos, ya que sirve para solucionar problemas que afecten a la buena respiración, que comúnmente terminan incidiendo negativamente en el descanso de las personas.

Este tipo de cirugía, igual que muchas otras, pueden ser planificadas para obtener un resultado determinado previamente gracias a la tecnología. Por lo general, en las rinoplastias no se realizan grandes cambios en la nariz, pero en la mayoría de los casos con un buen profesional se logran resultados muy satisfactorios para los pacientes. 

Un buen médico siempre va a buscar lograr naturalidad en la nariz, y por eso, las cirugías deben ser adaptadas a cada paciente, y según el caso, hacer cambios en la punta de la nariz o en el tabique nasal.

Debes ser muy exigente a la hora de escoger al cirujano, pues de su pericia va a depender que el resultado sea lo que esperas. Recuerda que no se trata de una cirugía sencilla, por el contrario, es una cirugía que debe ser realizada sólo por expertos con gran refinamiento quirúrgico.

En todo caso, con la rinoplastia puedes lograr cambiar el tamaño de tu nariz, su forma, problemas funcionales y así mejorar la respiración, y en general, reconstruirla en caso de accidentes que la afecten de forma importante.

Ahora bien, respecto a la recuperación debes saber que necesitarás varios días de reposo, mientras estés en el centro médico tendrás que descansar de forma absoluta para acelerar el proceso de desinflamación, y luego ya en casa, deberás evitar durante algunos días realizar actividades físicas exigentes o reírte fuertemente, también deberás cepillarte los dientes con especial cuidado, en definitiva, cuidar toda la zona cercana a tu nariz.

La recuperación total se da al cabo de los 5 meses aproximadamente, la nariz estará totalmente desinflamada y con su aspecto definitivo una vez hecha la operación.

Tipos de rinoplastias

Actualmente, el proceso de rinoplastia se puede realizar con diferentes técnicas: la cerrada, la abierta, la estética, la funcional, la de aumento y la de disminución. 

La rinoplastia cerrada es la que comúnmente se realiza, las incisiones se realizan a través de los orificios nasales. Por su parte, las que requieren retirar la piel, se les conoce como rinoplastias abiertas o a cielo abierto. La rinoplastia estética se realiza para realizar correcciones en la nariz, para mejorar su aspecto.

Ahora bien, cuando el procedimiento se realiza para mejorar una condición que evita respirar correctamente, se habla de la rinoplastia funcional, y en estos casos, además del cirujano plástico, participan los otorrinos. Y las rinoplastias de disminución y de aumento, como sus nombres indican, se realizan para modificar el tamaño de la nariz y así mejorar su armonía en el rostro.

Como puedes observar, realizarte una rinoplastia conlleva considerar diferentes aspectos, comenzando por tener claro qué tipo de cambio debes o quieres realizarte, para lo cual es de vital importancia la evaluación que hace el especialista, bien sea un otorrino o un cirujano plástico. Así mismo, debes considerar el período de recuperación que necesitas para estar y sentirte totalmente bien, y por supuesto, buscar un buen especialista cuyas credenciales y experiencia sean su mejor respaldo.