Economía

Deja en manos de los que saben, las reclamaciones de gastos por hipotecas

Miles de personas son víctimas constantemente de cláusulas abusivas al realizar un préstamo hipotecario, por lo que tienen el derecho de reclamar por gastos que hayan cancelado, aún cuando le correspondían a la entidad financiera. Tener éxito en estas demandas será el resultado de una orientación y defensa adecuada. Una asesoría de expertos es lo ideal

Son muy frecuente los casos de personas que se consideran afectadas porque debieron correr con gastos de escrituración de una hipoteca, al realizar una compraventa de una vivienda a través de financiación hipotecaria, cuando estos, según sentencia emitida por el Tribunal Supremo en 2015, deben ser cubiertos por la entidad financiera. Sin embargo, éstas no proceden a devolverlo a menos que se le haga el requerimiento vía judicial.

Lo que se puede reclamar

Se pueden reclamar, por lo general, los gastos correspondientes a la factura de registro de propiedad para la inscripción de la hipoteca, gastos de notaría por la escritura del préstamo hipotecario, gastos de gestoría realizados por la entidad financiera y factura de tasación de la vivienda.  

En lo que respecta al Impuesto de Actos Jurídicos (AJD) se está a la espera de un fallo del Tribunal Supremo que dirimirá si puede ser o no reclamado dicho gasto, que inicialmente hacen las personas, pero que debería ser sufragado por los bancos.

El 6 de noviembre del pasado año, la Sala Tercera de la máxima corte judicial, decidió que este impuesto debía ser pagado por las entidades financieras y no por los clientes, pero en Enero de este año el Tribunal admitió un trámite de petición de anulación del fallo, por lo que deberá realizarse una nueva discusión. De no haber decisión, se elevará el caso al Tribunal Superior de Justicia Europeo (TSJE).

En tanto, es necesario saber que hay otros gastos que no se pueden reclamar, como por ejemplo los de carácter legal, que son el resultado de los procesos de novación hipotecaria y por interés de demora o por riesgo de tipo de interés.

Pueden hacer las gestiones correspondientes para reclamar la hipoteca todas aquellas personas con una hipoteca actual o ya prescrita, y de esta forma solicitar la devolución de lo que se pagó a la entidad financiera con la cual se dio el préstamo, así ya haya sido cancelado o aún esté activo, con la salvedad que debe haber en el contrato una cláusula que estipule el tema de la formalización de los gastos hipotecarios.

Asesoría es fundamental

Un asunto está claro, quien tenga la intención de solicitar este tipo de pagos, debe contar con una asesoría profesional y ésta será ofrecida por quienes tienen la experiencia en éste y muchos más casos, en los que se intenta vulnerar los derechos de los consumidores.

En tal sentido, es vital acudir con los mejores para obtener los resultados esperados. Uno de los equipos más recomendados es el de Reclama por mi, una plataforma especializada en el área, fundada en Bilbao en 2016, pero que ya cuenta con presencia en España por completo. Cuenta con 25 profesionales del Derecho y una amplia red de abogados colaboradores.

La plataforma ofrece la posibilidad a las personas, de manera gratuita y sin compromiso, de rellenar un formulario breve en el que contará el problema. Posteriormente, los expertos orientarán sobre lo que necesita y qué se puede reclamar.

Una de las ventajas de acudir con expertos, es que se puede tener una certeza de éxito y esto viene dado porque los clientes no tienen que adelantar dinero, de hecho sólo cobrarán si ganan el caso, de lo contrario no, al menos en la mayoría de los procedimientos.

Otros casos en los que generalmente se vulneran los derechos de los consumidores que también requieren asesoría especializada son las reclamaciones de IRPH a entidades como bancos y cajas, cláusulas suelo o hipoteca multidivisa, y tarjetas de crédito revolving.

Dejar un comentario