Sociedad

¿Son mejores las dietas bajas en carbohidratos para perder peso? Recopilación de todas las revisiones

Mientras las posiciones entre los defensores y los detractores de las dietas bajas en carbohidratos se mantienen intensamente polarizadas, los estudios que comparan su efectividad frente a otros tipos de dieta se siguen publicando. En este caso se trata de una especie de “superestudio”, una revisión de revisiones. Un trabajo en el que se recopilan y analizan todas las revisiones y los metaanálisis publicados hasta ahora comparando los ensayos de intervención realizados y la efectividad para adelgazar  de las dietas bajas en grasas o calorías frente a las dietas bajas en carbohidratos.

 

El artículo se titula “Low-carbohydrate diets for overweight and obesity: a systematic review of the systematic reviews” (2018) y a continuación enumero las doce revisiones sistemáticas que incluye:

  1. Effects of low-carbohydrate vs low-fat diets on weight loss and cardiovascular risk factors: a meta-analysis of randomized controlled trials (2006)
  2. Systematic review of randomized controlled trials of low-carbohydrate vs. low-fat/low-calorie diets in the management of obesity and its comorbidities (2009)
  3. Effects of low-carbohydrate diets versus low-fat diets on metabolic risk factors: a meta-analysis of randomized controlled clinical trials (2012)
  4. Very-low-carbohydrate ketogenic diet v. low-fat diet for long-term weight loss: a meta-analysis of randomised controlled trials (2013)
  5. Comparison of weight loss among named diet programs in overweight and obese adults: a meta-analysis (2014)
  6. Low Carbohydrate versus Isoenergetic Balanced Diets for Reducing Weight and Cardiovascular Risk: A Systematic Review and Meta-Analysis (2014)
  7. Relative Merits of Low-Carbohydrate Versus Low-Fat Diet in Managing Obesity (2015)
  8. Dietary Intervention for Overweight and Obese Adults: Comparison of Low-Carbohydrate and Low-Fat Diets. A Meta-Analysis (2015)
  9. Impact of low-carbohydrate diet on body composition: meta-analysis of randomized controlled studies (2016)
  10. Effects of low-carbohydrate diets v. low-fat diets on body weight and cardiovascular risk factors: a meta-analysis of randomised controlled trials (2016)
  11. Effects of low carbohydrate diets on weight and glycemic control among type 2 diabetes individuals: a systemic review of RCT greater than 12 weeks.(2011)
  12. Lifestyle Interventions for Cardiovascular Disease Risk Reduction: A Systematic Review of the Effects of Diet Composition, Food Provision, and Treatment Modality on Weight Loss (2014)

Aclarar que las diez primeras incluyen metaanálisis y las dos últimas no. Los más interesados pueden pinchar en cada enlace para conocer los resultados detallados. O también pueden pinchar en la siguiente tabla, en la que los autores hacen un resumen de las características principales de cada una de ellas:

En esta otra tabla (pinchar en la misma o en este enlace para agrandar) disponen de aún más información de cada revisión: dieta de control utilizada, financiación comercial, calidad y resultados del metaanálisis:

.

Como pueden comprobar hay bastante diversidad respecto a la definición de una dieta baja en carbohidratos. Algunas revisiones se han centrado en dietas cetogénicas o muy bajas en carbohidratos , otras en cualquier rango por debajo del 45% de la energía total ingerida y otras han mezclado todas o han respectado los criterios de los autores de los ensayos originales.

Cabe destacar que los autores utilizaron los criterios AMSTAR 2 para evaluar la calidad de las revisiones, que se explican en este documento, y que tan solo dos de las revisiones  (la cuarta y la sexta de la lista anterior, 12) lograron la mayor cualificación (calidad alta).

Respecto a los resultados en la pérdida de peso, he extraído los fragmentos del documento en los que se centran en los resultados más objetivos y concretos:

“Los metaanálisis de baja calidad mostraron superioridad de la dieta baja en carbohidratos para la pérdida de peso, los de calidad moderada mostraron resultados diversos y los de mayor calidad mostraron poca o ninguna diferencia. (…) .

Un metaanálisis de alta calidad sobre dietas muy bajas en carbohidratos informó de una mayor pérdida de peso con este tipo de dietas (de 0.9 kg a los 12 meses). Sin embargo, esta diferencia es pequeña y podría no tener relevancia clínica.(…). El otro metaanálisis de alta calidad concluyó que no hubo diferencias en la pérdida de peso entre la dieta baja en carbohidratos y la dieta equilibrada isocalórica cuando las ingestas de energía de ambas dietas se igualaron (…)

Globalmente parece que las dietas bajas en carbohidratos son tan efectivas como las bajas en grasas para inducir la reducción de peso. Ambas dietas, aplicadas en personas en  libertad pueden reducir el peso corporal de 3 a 10 kg por debajo del valor inicial. Esta cantidad de pérdida de peso a menudo tiene algunos beneficios clínicos, pero el efecto de la dieta baja en carbohidratos en el aumento del colesterol LDL es preocupante, aunque se equilibra al reducir el nivel de triglicéridos en mayor medida que la baja en grasas. Las variaciones en estos efectos probablemente dependen del perfil de otros nutrientes. (…)

Los metaanálisis publicados para la pérdida de peso mediante dietas bajas en carbohidratos frente a dietas baja en grasas tienen una variación sustancial en los métodos y en la calidad. La notificación de efectos adversos es escasa. La mayoría de los metaanálisis son de una calidad metodológica bastante baja. Los metaanálisis de mayor calidad informaron de poca o ninguna diferencia en la pérdida de peso entre las dos dietas, (…). Para ayudar a la toma de decisiones, se necesitan revisiones sistemáticas bien conducidas de ensayos bien realizados, que informen de los efectos adversos.”

El último párrafo es lo que los autores han decidido incluir en el abstract, parece que no han querido “mojarse” demasiado. Un texto del que, en mi opinión, poco se puede deducir, más allá del eterno “hacen falta más estudios”. Aunque ellos no se lanzan a hacer recomendaciones concretas, de los resultados se puede deducir que las dietas bajas en carbohidratos pueden funcionar igual o algo mejor que las bajas en grasa. Y que quien se decida a seguirlas conviene que vigile si se producen cambios en sus indicadores habituales de salud, especialmente el colesterol LDL.

Dejar un comentario