Hogar Servicios

Consejos para que tu mudanza sea una experiencia amena y agradable

mudanza

Mudarse a un nuevo lugar siempre será una experiencia emocionante, tanto a nivel empresarial como a nivel familiar, pues son nuevos comienzos en los cuales se podrán presentar nuevas oportunidades y vivencias. Sin embargo, esto no quiere decir que a veces no sea algo abrumador.

Afortunadamente, existen muchas formas de evitar experiencias desagradables y en esta oportunidad, gracias a expertos como Mudanzas Manzano especializados en mudanzas locales, nacionales y servicios de guardamuebles, podremos conocer algunos de los principales tips a tomar en consideración antes de llevar a cabo cualquier mudanza. Así que, quédate bajo estas líneas y aprovecha al máximo la información que te vamos a proporcionar. Comencemos. 

Realiza un listado 

Quizás parezca que son muchas las cosas que se deben recordar cuando vayas a realizar tu mudanza, pues todo el transcurso de la vida continua, solo que ahora se acompañan con la planificación de la mudanza.

Esto puede llegar a generar un poco de estrés y para evitar esto lo mejor es hacer un listado con todas las cosas pendientes y los pasos que tendrás que seguir. Es muy probable que la oferta como tal haya sido aceptada hace muy poco tiempo y solo te queden algunos meses o semanas antes de realizar la mudanza. Sin embargo, esto no quiere decir que unos días antes es que harás el listado y van a comenzar a prepararte.

En este punto clave todo está basado en la preparación previa y los planes a mediano y largo plazo.

Clasifica con anterioridad

Limpia el espacio y elimina cualquier objeto antiguo, indeseado o que no necesites antes de que la mudanza se vaya a realizar, así podrás ahorrar mucho tiempo, preocupaciones e incluso dinero.

Cuando donas, tiras o recicla objetos que no vas a necesitar, en realidad lo que haces es reducir la cantidad de artículos que debes trasladar. Así que, mientras menos objetos se tengan, la cantidad de horas que necesitará el equipo de mudanzas para ejecutar su labor será menor.

Velo desde este punto, si quieres ahorrar dinero durante la mudanza, lo mejor será evitar pagar por el traslado de cosas que al final simplemente vas a tirar.

Planes de embalaje

Este es un punto que habitualmente toma bastante tiempo y que muchos dejan pasar desapercibido. En el momento en que te hayas deshecho de lo innecesario, lo ideal es comenzar con los espacios menos utilizados. Da inicio al embalaje de los artículos de estos espacios, y después emplearlas para el almacenamiento de cajas y demás objetos para que así puedas continuar con las demás labores.

Cuando las cajas son etiquetadas es muy simple resumir el contenido sobre su sección superior, tomando como ejemplos los “objetos de cocina”, algo que puede resultar muy efectivo al momento de priorizar las labores de embalaje

Piensa en aquello que no puedes trasladar

Ciertas cosas los equipos de mudanzas no están en la capacidad de trasladar. Ejemplo de esto pueden ser plantas con tierra, materiales peligrosos, productos químicos o latas de pintura. Sin embargo, en el caso de las plantas, lo que puedes hacer es deshacerte de la mayor cantidad de tierra que se pueda, llevarlas en macetas y trasladarlas a través de otros medios.

Debes tomar en consideración tanto la seguridad propia como la del equipo de mudanzas, no solamente por el peso que presentan las cajas, sino también por todos los objetos que se están trasladando. Si por algún motivo se ha empacado equipo de jardinería, lo ideal es que el mismo se encuentre limpio y resguardado.

Haciendo énfasis en este punto, es importante que cortadoras de césped o herramientas operativas a partir de gasolina se vacíen y limpian antes de su traslado. Así como también ocurre con los cuchillos y herramientas filosas.

Encárgate del papeleo con anterioridad 

Es fundamental que guardes todos los documentos de máxima importancia, como ocurre en el caso de pasaportes, documentos de seguro, testamentos y escrituras de propiedad en un mismo archivo o caja que garantice un rápido y fácil acceso. Además de que debes ubicarlo en un espacio donde te asegures que no se van a extraviar.

Una gran idea sería la de crear copias electrónicas de estos documentos al escanearlos y resguardar los sobre un pendrive USB desde el cual puedas acceder en todo momento.

Dejar un comentario