Hogar

Descalcificador de agua doméstico Aquasain, y di adiós a la cal en el hogar

descalcificador de agua

Los descalcificadores de agua son los aparatos más interesantes para evitar que el agua dura o con exceso de sal acabe estropeando los electrodomésticos y tuberías de la casa. Gracias a estos aparatos la vida útil tanto de unos como de otras se alargará y se evitarán costes mayores en el mantenimiento de la vivienda.

El exceso de cal en el agua doméstica o agua dura puede llegar a tener consecuencias muy dañinas no solo a nivel material o económico, sino también con respecto a la salud. Las pequeñas cantidades de cal no son perjudiciales para el organismo, pero cuando existe un exceso de cal en el agua, entonces puede tener consecuencias negativas para la piel (irritaciones cutáneas, erupciones, sequedad e incluso dermatitis), el cabello (se debilita, poco brillo, más frágil) y la salud en general (a largo plazo el consumo de aguas duras podría producir piedras en el riñón). 

Igualmente, el exceso de cal en el agua acaba provocando problemas de corrosión en diversos electrodomésticos como las calderas, los termos, los calentadores de agua, las lavadoras, lavavajillas, etc. así como en las propias tuberías de la vivienda. 

Dependiendo de las zonas, existen lugares en los que se encuentran aguas blandas, aguas duras intermedias, aguas duras o aguas muy duras. Esto no deja de ser la cantidad de sales de calcio y magnesio que se encuentran disueltas en cada litro de agua. Si bien no tienen porqué ser un problema para la salud, lo cierto es que sí lo son para los electrodomésticos del hogar, y, por tanto, comportan un gasto añadido a la economía familiar. Las aguas duras, al calentarse va dejando depósitos de cal e incrustaciones en las superficies de los electrodomésticos y en las tuberías, así como en las resistencias de termos, lavadoras o sistemas de calefacción. A la larga estos depósitos estropearán los aparatos. 

Para solucionar los posibles problemas inherentes a las aguas duras o con exceso de cal lo ideal es utilizar un descalcificador doméstico de agua como Aquasain. Este aparato es un inhibidor de la cal y es la respuesta más hábil para las viviendas que están situadas en zonas con aguas duras. 

Ventajas del descalcificador de agua Aquasain 

Estos aparatos no requieren de mantenimiento, ya que no consumen ni electricidad, ni extras de agua para la limpieza, ni sal. De hecho, funcionan disolviendo mínimas cantidades de zinc para crear, por una parte, un efecto de bloqueo de la cal entre un 20% y un 30%, y por otra parte actúan en el resto que queda de la cal, disolviéndola para crear un polvo fino y no una piedra que se pegue a todo, la cual podría crecer hasta romper tuberías o resistencias. Este polvo fino será arrastrado por la propia corriente del agua. El zinc, además, no afecta a la potabilidad del agua. 

Los descalcificadores de agua domésticos Aquasain tienen una duración de entre 15 y 20 años por lo que ampliarán la expectativa de vida de los electrodomésticos del hogar y evitarán el desembolso de buenas cantidades de dinero en reparaciones o nuevas compras. Además, gracias a su instalación estos descalcificadores de agua domésticos generan un agua sin sal y sin fosfatos, para que la composición del agua que se beba sea saludable y natural.

Una vez que se instala en los hogares un descalcificador doméstico de agua Aquasain se comenzarán a notar sus beneficios enseguida. El cabello de toda la familia volverá a estar brillante y menos rígido, la piel se tornará de nuevo suave y desaparecerán los picores y se evitará el mal sabor en el agua.

Estos aparatos se instalan de forma sencilla y rápida y apenas ocupan espacio. Además, como se decía al principio, no crean residuos. Por otra parte, el hecho de alargar la vida útil de los electrodomésticos hace que cumplan también una función ecológica, ya que estos tardarán más tiempo en ser llevados al vertedero.

Dejar un comentario