Servicios

El crecimiento en el sector de apuestas online sigue imparable

crecimiento sector de apuestas online

La preferencia por los juegos de azar online en todo el mundo va en franco ascenso, llegando a estimarse que en los próximos cuatros, las ganancias anuales podrían llegar a los 90 mil millones de euros. España no ha sido la excepción ante este notable crecimiento, más aún después del 2012, cuando el juego pasó a ser regulado por el Estado.

El desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación en los últimos tiempos ha abierto un sinfín de posibilidades en diversas áreas a las que anteriormente sólo se podía acceder de manera presencial y que hoy están al alcance virtualmente con solo pulsar una tecla. Así sucede con la infinidad de páginas y espacios dedicados al entretenimiento, en todas sus variedades, que incluyen juegos de apuestas y demás variantes existentes para todos los gustos, que hoy son cada vez más populares.

El desmesurado desarrollo de internet no sólo ha cambiado la forma como interactuamos y compartimos nuestra vida con el resto del mundo, sino que también  amplía las posibilidades de acercarnos de manera directa a centros de entretenimiento, casinos o casas de apuestas, sin necesidad de dejar la comodidad y seguridad del hogar, lo cual ha hecho que este segmento crezca como nunca antes.

Cifras en ascenso

Es tal el crecimiento de este mercado que se estima que para los próximos cuatro años, los juegos de apuestas online alcanzarán un mercado cercano a los 90 mil millones de euros a nivel mundial, con un ritmo de crecimiento anual de más del 8%, lo cual significa que cada vez es mayor la participación de apostadores que usan internet para satisfacer su necesidad de jugar a la suerte. El número de apuestas en el mundo también crece de manera exponencial, al registrar en la última década un aumento de más del 1.000%.

Son muchos los incentivos que las empresas dedicadas a este sector ofrecen a quienes participan con sus apuestas, como son los bonos de bienvenida, el bono sin depósito, apuestas gratis, giros gratis y demás estímulos que invitan a adentrarse y disfrutar del mundo de las apuestas.

Los juegos de apuestas online superan increíblemente la participación de personas que acuden a los tradicionales casinos y centros de apuestas, toda vez que hoy se puede apostar desde un ordenador, tablet y hasta desde un teléfono inteligente, sin mayores restricciones que las establecidas en las normativas legales vigentes que regulan la actividad.

En España, estos juegos están en pleno auge con un repunte que viene en franco aumento desde 2012, gracias a los controles y seguridad que el gobierno estableció por ley para el desarrollo de esta actividad económica.

Consejos a tener en cuenta

La experiencia que se pueda tener en establecimientos físicos de casinos y casas de apuestas quizá no sirva de mucho a la hora de empezar a jugar online, toda vez que hay muchos factores que deben considerarse para tener una experiencia agradable y segura, sobre todo cuando se trata de dinero.

En primer lugar, se debe elegir un casino responsable, lo cual puede comprobarse de algunas maneras: revisando las recomendaciones y opiniones registradas por otros usuarios, preguntando a conocidos que hayan jugado en él, verificando que tenga licencia de funcionamiento emitida por los organismos competentes y chequeando los protocolos de seguridad que establece internet.

Además, se deben revisar los métodos de pago disponibles que ofrecen las páginas webs de juegos de apuestas en línea, algo que será muy importante a la hora de elegir dónde queremos jugar, por cuanto ello facilitará la manera cómo podremos participar.

También deben considerarse qué tipos de juegos y apuestas se quieren hacer: ruleta, blackjack, apuestas deportivas, dados, tragamonedas virtuales, etc…, para seleccionar la web adecuada, de acuerdo con los servicios que preste y con las necesidades que tengamos.

Se debe además considerar, que así como se puede ganar, también existe la posibilidad de perder, lo cual es sumamente importante para evitar futuras frustraciones que puedan afectar a la estabilidad económica y emocional. De igual forma, se deben comprobar las vías de contacto que ofrecen las web para así poder contar con los canales adecuados de comunicación a la hora de satisfacer una duda o hacer alguna reclamación.