Política

Una conductora de 92 años, que participó en el exitoso documental sobre conducción de ITV, destrozó un muro de ladrillos con su nuevo coche de 9.000€.

Pero la valiente Jill, de Brighouse, West York’s, se comprometió ayer a volver a ponerse al volante tan pronto como se arregle el motor dañado, a pesar de su derby de demolición.

La ecónoma jubilada del consejo del condado, Jill, contó cómo apareció en la exitosa serie de documentales de televisión el año pasado y aprobó una evaluación de conducción madura con honores.

Pero el aire se puso azul cuando su pie se deslizó sobre el acelerador cuando regresó a casa, derribando la pared de piedra que tenía enfrente.

La viuda sacudida Jill le dijo a The Sun: «Siempre pensé que era un buen conductor, y lo he sido desde 1962, cuando pasé mi examen.

«Este es el primer accidente que he tenido en todos mis años de conducción, y cuando vuelvo a la carretera no tengo intención de tener otro».

Jill obtuvo el Aygo después de que el año pasado cambió su confiable Toyota Carina manual de 29 años.

Incluso subió el acelerador de su nuevo coche después de que los cirujanos le acortaran la pierna tras una caída que le rompió el hueso del muslo.

Pero eso la llevó al desastre cuando regresó a casa del supermercado Morrisons el viernes.

Ella me lo explicó: «Cuando regresé de mi viaje de compras, una ambulancia estaba estacionada en mi lugar y tuve que maniobrar a su alrededor.

«Mientras lo hacía, mi pie resbaló sobre el acelerador y mi coche se estrelló contra la hierba y contra la pared.

Este pequeño prang no me molesta.

Jill Hartley
«No iba rápido, mis airbags no estallaron, pero la pared se cayó.

«Sólo pensé:’¿Qué demonios he hecho?'»

Jill salió ilesa, aparte de un leve dolor de cabeza y un orgullo herido.

Y añadió: «Me encanta conducir, siempre lo he hecho, y este pequeño prang no me molesta».

Las cifras oficiales revelan que más de 100.000 conductores registrados en el Reino Unido tienen más de 90 años.

Las licencias expiran cuando el titular cumple 70 años, pero pueden renovarse mediante un formulario de autoevaluación.

No es necesario que se sometan a un examen de conducir o a un examen médico antes de volver a la carretera.

Los mayores de 70 años deben renovar su permiso cada tres años, aunque no hay límite de edad para conducir.

Una vez que el conductor ha pasado la prueba inicial, es su responsabilidad informar a la DVLA si sufre de condiciones que podrían afectar su uso de la carretera.

Dejar un comentario