Deportes

El fútbol y su evolución hasta nuestros días

Sin duda es el deporte rey y el que más pasiones levanta para muchos seguidores del deporte, especialmente en Europa y Sudamérica. El fútbol se ha convertido por méritos propios en algo más que un deporte, en una cuestión de orgullo, una pasión e incluso para los más fanáticos una religión.

Traspasos millonarios, sponsors que pagan lo impagable por lucir el logo de firma en las camisetas de los mejores clubs, camisetas que incluso llegan a valer más que prendas de vestir de marca, etc.  Tal es su evolución que hoy las cifras que se mueven en torno a este deporte son desorbitantes.

Casi un capricho

Otro de los cambios más significativos que ha sufrido el fútbol durante estos últimos años es que ahora en la mayoría de los casos es de pago. Para ver la Champions League, el espectador necesita estar suscrito a un canal de pago y para ver un partido de liga solo tiene un partido a la semana. O bajar al bar de la esquina.

No obstante, existen opciones mucho más baratas y prácticas que tener que pasar por caja. Ver futbol en vivo es una posibilidad que ofrecen servicios online como Veopartidos, web que además tiene resúmenes de los encuentros ya disputados. Lo que proponen este tipo de webs es que el espectador pueda disfrutar de los partidos más importantes desde la comodidad de su hogar y sin tener que pagar más que su mensualidad en Internet.

Más que un deporte, una pasión

El deporte mueve pasiones, de hecho en algunos casos estas superan lo racional y se convierten en situaciones llenas de fanatismo, violencia e incluso odio al adversario. Cuando los valores de este deporte deberían ser lo contrario y servir como vehículo para hermanar a personas que a pesar de la lejanía comparten amor por el balompié.

Una forma de demostrar la identidad por un equipo es a través de las camisetas. Hoy en día es posible encontrar desde camisetas de selecciones de fútbol hasta elásticas de los equipos más importantes del mundo. Estas camisetas, más que para hacer deporte o para practicar fútbol, sirven como seña de identidad.

Una seña de identidad que además hace estar orgullosos de los logros obtenidos, como el que obtuvo la selección Española en el mundial de 2010, donde Casillas, Iniesta, Xavi, Puyol, Villa y demás consiguieron traer para España un trofeo hasta la fecha carente en sus vitrinas.

Siempre que se sepa distinguir lo que es fútbol y lo que es amistad

Iniesta, Xavi, Puyol, Villa… Lo cierto es que muchos jugadores de aquella selección que tanto maravilló pertenecían al Barça, lo que no solo supone un orgullo a nivel de selección sino a nivel de club. Por eso para algunos barcelonistas este triunfo supuso un plus superior, porque del Real Madrid había menos jugadores. Si bien es cierto que quizás el líder de aquella selección era Iker Casillas, guardameta del Real Madrid.

Este tema, debatible, ha llevado a controversias, pues es bien conocida la rivalidad entre ambas entidades, haciendo que las batallas en medios sociales e incluso entre amigos de toda la vida surgieran discusiones. Es fútbol, es un deporte donde unas veces se gana y otras se pierde, y en este caso de la selección española no es ni un triunfo del Madrid ni del barça, sino de todos. Además, no merece la pena reñir por el fútbol.

El fútbol, una moda

Aunque es relativamente importante porque entretiene, ayuda a generar una seña de identidad y sobre todo emociona y hace vivir momentos inolvidables, aunque sean en tercera persona.

Por amor que se le tenga, no se le puede destinar tanto tiempo y siempre es conveniente buscar otras aficiones que no solamente entretienen, sino que permitan hacer deporte, conocer a otras personas, como por ejemplo bailar.
Acudir a una escuela de baile Madrid es una opción para todos aquellos amantes del baile, que bien sea con sus parejas o con otras personas, pretenden pasar momentos divertidos aprendiendo pasos y movimientos y haciendo ejercicio. Además en este tipo de escuelas se pueden practicar decenas de bailes para esos alumnos que quieran destacan en una modalidad concreta.

Dejar un comentario