La fachada de la Cisneriana: Un monumental libro de piedra

Pedro Pérez Hinojos - Sábado, 26 Octubre 2013 05:41
Escuchar el artículo Bookmark and Share

En 1537 comenzaron los trabajos de  construcción de la fachada del  colegio mayor de san Ildefonso, cuyo diseño fue encargado a uno de los grandes arquitectos de la época, Rodrigo Gil de Hontañón (1500-1577), constructor también de la catedral de Salamanca entre un sinfín de grandes obras. A su servicio tuvo un pequeño ejército de albañiles y escultores, encabezados por el director de obra Pedro de la Cotera; y también un ‘consejo asesor’ de maestros de la Universidad, en especial teólogos. El concurso de estas eminencias era vital para convertir en piedra los símbolos de los saberes, del dogma cristiano y de la mitología clásica.

Dieciséis años tardó la obra en estar concluida. Entonces no existía la plaza que hoy se abre ante la Cisneriana. En el espacio que hoy ocupan los parterres y los cedros se hallaba el Colegio Trilingüe que poco tiempo después se trasladaría a las dependencias de las actuales Hostería y Paraninfo. Esas edificaciones no parece que condicionaran el diseño de la fachada, deudora del gusto por la horizontalidad y la armonía geométrica del Renacimiento, abierto, por otra parte, a otras interpretaciones en clave esotérica.

La preciada piedra de Tamajón, en tierras de la vecina Guadalajara y el granito gris procedente del Berrueco, en la Sierra madrileña, para el zócalo, fueron el soporte para un verdadero museo de esculturas, relieves y ornamentaciones dispuestas en cinco bandas verticales y tres horizontales.

Esta disposición propone al espectador una ‘lectura’ por ‘renglones’ desde abajo y hacia arriba, componiendo una pirámide imaginaria. El primer renglón sería la banda más cercana al suelo, donde destacan la puerta enmarcada por el cordón franciscano, representativo de la orden de  Cisneros,  y cuatro ventanales. Sobre éstos  se sitúan las figuras de cuatro grandes padres de la Iglesia Latina:  san Ambrosio de Milán, san Gregorio Magno,  san Agustín y san Jerónimo, como los pilares que soportan el peso de todo el edificio, la doctrina desde la que arranca el camino a la perfección. En ese piso también se hallan intercalados algunos relieves con personajes de la mitología como Hércules en el Jardín de las Hespérides, Neptuno o Venus naciendo de las aguas marinas.  

El segundo piso representa el ascenso al conocimiento. En el balcón central está la imagen de san Ildefonso, al que está dedicada la institución, como santo vinculado al Arzobispado del Toledo, del que Alcalá era villa señera. Flanqueándolo están los escudos de Cisneros, el protector de la sabiduría y el encargado de proporcionarla a otros hombres; y cuatro figuras espectaculares: dos atlantes sosteniendo columnas y dos alabarderos vigilantes. Su misión era custodiar lo que existía en aquellos tiempos tras aquellas  ventanas: la biblioteca, el verdadero corazón de la Universidad, que en aquellos tiempos era una de las más valiosas del continente. Dos apóstoles, san Pedro y san Pablo, más Eros y Minerva y otros trabajos de Hércules, completan el piso,  símbolos de la Fe y de las tradiciones clásicas, respectivamente.

El tercer piso se interpreta como el deber de someterse a las leyes terrenales, representadas por el mayor signo del poder del momento: el escudo del emperador Carlos, del que destaca el águila bicéfala y cartelas con el lema ‘Plus Ultra’, en alusión al descubrimiento de América y los grandes viajes de ultramar. La flanquean dos figuras, una con lanza y escudo y otra con un búho, que se suele atribuir a Atenea, la diosa guerrera y sabia. Justo encima llega el sometimiento a las leyes divinas con un frontón en el que aparece el Dios Padre y Creador, que gobierna el mundo con la mano derecha  y sostiene la Tierra con la izquierda. En la cornisa hay cuatro perfiles, dos  de un hombre y dos de una mujer, como jóvenes y ancianos; una representación de la fugacidad del tiempo y del aprendizaje perpetuo a los que está obligado el ser humano. En la cúspide del frontón, como la cumbre de la progresión hacia el saber y su perfección, está el encuentro con el primer misterio: la Trinidad representada por una cruz con la inscripción ‘X P S’, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La fachada se culmina con una balaustrada de flameros y gárgolas repletas de motivos vegetales y fantasías humanas y animales, en claro homenaje de los constructores a los bestiarios medievales. Cerdos, dragones, carneros, águilas y hasta algún delfín adornan y rematan este verdadero libro de piedra dorada que desde hace casi medio milenio está abierto de par en par ofreciendo a hombres y mujeres  un tesoro de valor incalculable: la guía para ser personas sabias, espirituales y perfectas.

cisneriana3TOMEN NOTA: Los alabarderos: Guardianes de la biblioteca
La ventana que hay en el centro de la fachada, adornada con banderas, está flanqueada por las gráciles figuras de dos alabarderos. Su ubicación en ese lugar no es ni mucho menos casual, pues se supone que protegen, de manera simbólica, el acceso a las dependencias interiores, donde se alojaba el mayor tesoro de la Universidad: la biblioteca.  

Escudo del emperador: la ley de los hombres
En el tercer ‘escalón’ de la fachada destaca majestuoso el escudo del emperador Carlos I de España y V de Alemania, con todos sus detalles: el águila bicéfala, el toisón, las cruces borgoñesas y las columnas de Hércules. Con él no sólo se representaba el vínculo de la Universidad con el Imperio; también informaba del  deber de sometimiento de todos aquellos entregados al estudio y a la perfección espiritual en las aulas a las leyes de los hombres y, en particular, al poder terrenal que encarnaba el Emperador.

cisneriana6Las bestias: Carneros, dragones y un delfín
La balaustrada que remata la fachada está ornamentada con una colección de gárgolas y de figuras humanas y animales, como águilas, carneros, dragones e incluso una criatura con forma de delfín; un bestiario digno de una catedral gótica.

Los atlantes: Colosos del saber
Junto a los guerreros, las esculturas más bellas de la fachada corresponden a los atlantes, una tradición del arte clásico. Su misión era sostener en lo físico y en lo simbólico las construcciones. En este caso, los atlantes colaboran en la defensa de la biblioteca y sostienen el templo del saber que es la Universidad.

cisneriana4La divinidad, en la cúspide: Dios por encima de todo
Justo por encima del escudo imperial, se encuentra el frontón que da morada al Dios Padre, la cúspide de la fachada y del camino del saber.  La Divinidad aparece representada como un anciano gobernando el mundo con la mano derecha y sosteniendo la Tierra con la mano izquierda. Justo sobre su cabeza está el remate definitivo de la fachada: la representación del misterio de la Santísima Trinidad en una cruz.

Otras lecturas de la fachada

Algunos estudiosos consideran que existen claves esotéricas en la fachada. Una de esas interpretaciones herméticas destaca la elección del cinco para la división de los planos verticales de la fachada. Se trata de una cifra vinculada a la inteligencia y a la magia, según la Cábala. Cinco también eran los libros del Antiguo Testamento: el Pentateuco.

La fachada del Colegio Mayor  ha sido imitada en muchos edificios civiles de Iberoamérica, un detalle que revela la influencia que tuvo la Universidad de Alcalá en el Nuevo Mundo. Por ejemplo, el Teatro Cervantes de Buenos Aires, fundado en 1921, es una réplica de la Cisneriana.

cisneriana5

La contemplación de la fachada siempre es placentera, pero se suele recomendar verla al atardecer. Sea cual sea la estación del año, es necesario que haya sol. Un par de horas antes del crepúsculo, la piedra refulge y la colección de figuras y relieves resaltan  mejor que en ningún otro momento del día.

ENVÍA TU OPINIÓN
Código de seguridad
Refescar

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

TÚ. Reportero

Foto denuncia: Dejadez en Santa Mónica

Un vecino se queja de la dejadez en la colonia de Santa Mónica.

¿Cuál es el servicio de transporte que necesita con mayor urgencia Alcalá?

El último Pleno reclamó pedir más Civis a Renfe, pero también se está pendiente de contar con un gran intercambiador. ¿Tú qué opinas?

Fotodenuncia del lector: “Alcalá, en mal estado”

Mándanos tus 'fotodenuncias' a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y las publicaremos en la web y en la edición impresa de Diario de Alcalá. Esta es la queja de Carmela

¿Qué te parecen los conciertos de las Ferias 2014?

Malú, Loquillo, las Nancys Rubias, Abraham Mateo, Modestia Aparte y Un pingüino en mi ascensor actuarán en las Fiestas 2014 

¿Debe haber encierros en Ferias?

Este año habrá de nuevo encierros tras la doble cita del año pasado. ¿Te parece bien?

Cargando los Tweets de @diariodealcala